Comida Blog es información útil, recetas y tips para una alimentación saludable; con mis propias ideas y de la mano de expertos entrevistados. Soy periodista, soy venezolana, soy costarricense y me encanta la cocina.

lunes, 29 de diciembre de 2008

Medallones de lomito en salsa de vino y hongos

Un clásico sencillo para la cena de año nuevo. Mi receta tiene varias técnicas que la hacen exitosa y rápida. Si te quieres ahorrar el estrés de limpiar los hongos naturales (lo cual debe hacerse con un trapo limpio y húmedo, nada de enjuagarlos bajo el chorro del fregadero), puedes comprar hongos enlatados ya rebanados.

Medallones de lomito en salsa de vino y hongos
4 personas

  • 8 medallones de lomito de res (alrededor de 2cm de alto), sazonados con sal y pimienta al gusto.
  • 1 taza de caldo natural de res o de pollo
  • 2 dientes de ajo triturados
  • 1 cebolla mediana cortada en dados pequeños
  • 250g de hongos blancos (o el de tu preferencia) limpios y cortados en rebanadas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 tazas de vino tinto
  • Opcional: Crema dulce y maicena para espesar

    Calienta a fuego alto una sartén de teflón. Cuando llegue a su temperatura máxima (puedes rociarlo con agua y al obtener evaporación inmediata sabrás que está bien caliente), coloca los medallones de manera que se sellen por ambos lados. Esto consiste en dorar las superficies sin cocinar la carne por dentro. El color dorado lo defines tú, procurando que no pase de un minuto de cocción cada lado. Recuerda, queremos sellar, no cocinar.

    Retira los medallones del sartén y baja el fuego a medio. Agrega aceite de oliva y pon a freír el ajo y la cebolla hasta que esta última quede traslúcida. Desglasea los restos de la carne dorada agregando el vino y el caldo, asegurándote de que todo lo que quede pegado en el fondo se revuelva con el líquido. Puedes ayudar a este proceso con la pinza de cocina o tu cuchara de metal favorita.

    Agrega los hongos a la salsa cubriéndolos bien con el vino. Si crees que puedes espesar un poco más la salsa, puedes agregar una cucharadita de maicena disuelta en ¼ de taza de agua caliente para que cambie de consistencia, o bien, puedes agregar un chorrito de crema dulce. De cualquier manera, esta salsa espesará al enfriarse un poco.

    Cuando los hongos estén bien cocinados, agrega sal y pimienta. Prueba el sabor y ajusta. Por último, coloca los medallones de lomito para que se terminen de cocinar en la salsa hasta el término de tu preferencia. La salsa tomará el sabor de la carne, y la carne el de la salsa.


  • 5 comentarios:

    Wayne dijo...

    Pregunta técnica de un no-chef: a la hora de sellar la carne, yo sé que evitás que pierda su jugo y se seque, pero evitás también que se empape de la salsa (de vino y hongos) que le agregás? O ese es el chiste -que la salsa acompañe y no se mezcle con el sabor de la carne-?
    Luego te cuento qué tal me va con esto.

    Wen dijo...

    Fue un éxito la comida en la playa! Nunca había comido tan bien en un paseo jeje... TOO MUCH!

    M.V. Portillo dijo...

    Hola Wayne... en cierta forma el proceso de unir sabores se completa cuando pones la carne de nuevo para que se termine de cocinar dentro de la salsa. En teoria, como la carne sigue cruda por dentro pero se va a cocinar con el calor en el liquido (a menor temperatura) terminara de soltar algunos jugos mientras absorbe algo de la salsa... espero que te vaya bien!
    No se si esta sera la respuesta correcta pero es lo que yo he experimentado despues de mucho ensayo y error sellando carne para mi es nada mas cosa de que agarre un color mas bonito... 100% amateur!

    M.V. Portillo dijo...

    Wayne... leyendo un poco consegui esto (es wikipedia pero lo lei en otros sitios tambien)... no estoy tan perdida como pense!:

    http://en.wikipedia.org/wiki/Searing

    "Even though some people believed that searing locks in the moisture or "seals in the juices" of the food, it has been scientifically shown[2] that searing results in a greater net loss of moisture versus cooking to the same internal temperature without first searing. Nonetheless it remains an essential technique in cooking meat for several reasons:

    The browning creates desirable flavors through caramelization and the Maillard reaction.

    The appearance of the food is usually improved with a well-browned crust.

    The contrast in taste and texture between the crust and the interior makes the food more interesting to the palate."

    Ilse dijo...

    Felicitaciones! Que manera tan excelente de explicar una receta. Acabo de prepararla y me quedó... divina!!!