Comida Blog es información útil, recetas y tips para una alimentación saludable; con mis propias ideas y de la mano de expertos entrevistados. Soy periodista, soy venezolana, soy costarricense y me encanta la cocina.

martes, 15 de abril de 2014

Menú saludable para la playa: dos ideas

Galleta de soda: una amiga de las vacaciones

Si te vas a escapar a la playa en vacaciones y quieres:
  • Cocinar poco.
  • Comer un poquiiiiito más saludable.
  • Alejarte de los productos empacados de siempre (frijoles molidos, salchichón, chips, etc, etc, etc)...
... entonces, estas ideas son para tí. Lo siento mucho pero no te vas a salvar de tener que cortar (picar) algunas cosas, lavar algunos trastos y tampoco de algunos productos empacados que te ahorrarán cocinadas pero creo que, definitivamente, son una salida para no "pecar" demasiado en los paseos.

Barra de sándwhiches - Solo debes empacar lo siguiente, calculando las cantidades de acuerdo al número de personas. Cada quien se prepara el sándwich a su gusto y, para mejores resultados, agrega bastantes vegetales, poco aderezo y solo una clase de proteína. Te comes un sándwich y listo.
  • Dos tipos de pan (ojalá integral). Puede ser cuadrado y pita.
  • Dos tipos de vegetal cortado. Funciona algún tipo de hoja verde ya lavada y seca con tomate, pepino o zanahoria rallada.
  • Dos tipos de aderezo. Mezcla media taza de salsa de tomate con una cucharada de mayonesa y una cucharadita de mostaza para una salsa rosada... el otro puede ser un queso crema con cebollinos.
  • Dos o tres clases de proteína: Queso blanco fresco rebanado, atún en agua, jamón de pavo, huevos cocidos.
  • Dos clases de acompañamiento: Por qué no comerse un puñito de papas tostadas... alternativamente venden chips horneados (no fritos) que son más benévolos. Solo debes leer las etiquetas y comerlos con medida. Si tienes ganas de picar vegetales, palitos de zanahoria o rueditas de pepino.

Parrillada - Esta es una opción muy usada y subestimada por quienes tratan de comer mejor. Si te vas a unir al club del salchichón con grasa, el chorizo y los cortes de res grasosos, evidentemente, no te va a ir bien. Si hay parrilla, puedes considerar comer, con medida:
  • Pollo o pescado: El pescado debes ponerlo en papel de aluminio antes de grillarlo. Más o menos así
  • La tortilla de maíz usual, comiendo dos, no está tan mal. 
  • Pico de gallo en cantidad ayudará a llenarte de vegetales. También puedes grillar chile dulce, tomate, cebolla, berenjena o zucchini y queda espectacular.
  • Como postre, una rebanadita de piña a la parrilla con canela hmmmmmm.
En general:
  • Bájale o elimina el alcohol y las bebidas azucaradas. Gaseosas sin calorías, limonada fría o la humilde agua son buenos amigos.
  • Un plato es suficiente. Prueba un poquito de todo, una sola vez.
  • Para "picar" lo más decente que puedes hacer es llevar bastante fruta refrescante y tratar en lo posible de evitar los chips, dips, frijoles molidos y todo lo que haya procedido de un paquete o envase. Si lo vas a comer, trata de medirlo. También puedes llevar tu propia opción de tortillas de maíz con "ceviche" de atún, galletas de soda con salmón y eneldo; o tostaditas de hummus

lunes, 14 de abril de 2014

Una dieta vegana o vegetariana... mi opinión.

Pasé por la feria vegana/vegetariana de Kasasana. Debí haber ido sin almorzar para probar con gusto cada delicia J

La pregunta que me hacían los expositores era la misma: “¿eres vegana o vegetariana?”. Lo cierto es que no soy ninguna de las dos. Como “de todo” pero apuesto por que informarme sobre otros tipos de dieta me puede ayudar a tener una alimentación más sana.

Personalmente, me gusta comer platillos vegetarianos que incluyan huevo o queso al menos una vez por semana. Por ahora no estoy planeando una transición de mi dieta.

Te invito a que te informes y no juzgues los estilos y preferencias de alimentación de otras personas para que lleves contigo lo que aporta valor a tu salud. Como siempre, si tienes dudas, consulta con tu  médico o nutricionista.

Partiendo de lo visto y comido en la feria, resumo los siguientes pros y contras que veo en las dietas veganas (no consumen productos de origen animal, incluyendo huevos y miel) y vegetarianas (hay varios tipos pero, principalmente, deciden no consumir carnes). 

Pros:
- Aprecio por lo natural por encima de lo procesado y con aditivos.
- Respeto y conciencia por el bienestar animal.
- Incorporación de formas creativas y sabrosas para comer más frutas y vegetales.
- Sector pequeño y organizado, que se ayuda a conseguir y preparar lo que puede y desea comer. Han reducido su dependencia de grandes tiendas y cadenas, impulsando la micro-empresa.

Contras:
- Sin una guía adecuada (médico, nutricionista, asesor), se pueden cometer errores al excedernos en el consumo de grasas, harinas refinadas o azúcar.
- Mucha gente cree que “ser vegetariano es para hacerse más flaco” o "ser vegetariano es sinónimo de mala nutrición" y no es así. Información, información, información.
- Si vas a cambiarte a alguna de estas dietas, necesitas aprender mucho sobre las combinaciones adecuadas de alimentos que suplirán tus requerimientos nutricionales (minerales, vitaminas). Eso les reduce practicidad, pero no es imposible.

En mi Facebook encuentras un álbum con todos los expositores del evento y los productos (muchos de ellos sorprendentes) que ofrecen.

Patricia es de La Cuchara Verde. Su hermana Mary prepara chorizos, filetes de pescado y empanadas de carne ¡sin productos animales! Logró dominar el arte de preparar la soya para que simule -con buen sabor y textura- la carne. 


sábado, 22 de marzo de 2014

Comer saludable en los "coffee breaks"

#yoconfieso que estoy escribiendo este post desde un curso que estoy haciendo. La felicidad me invade cuando veo entrar a una señora con platitos de fruta fresca para el "coffee break de la mañana". Había también un poco de granola y de yogur para agregar por cucharaditas. También café negro (crema, azúcar y edulcorante), té frío, galletas empacadas y agua.

Me comí el plato de frutas con una galleta "maría" y café negro.

Sin embargo, no siempre sucede esto. A veces, en los cursos, conferencias o actividades laborales, nos topamos con donas, reposterías calientitas, tentadores queques y otras cosas cremositas que van de maravilla con el café.

¿Qué hacer?

Las opciones son tres:

1. No comer nada.
2. Caer en la tentación y servirse uno de todo, como si no hubiera mañana.
3. Medirse y comer "lo menos peor" o "lo que hay" en cantidades moderadas.

Obviamente, voy a enfatizar en la 3 con algunos tips. La idea no es privarse y babear mientras los demás se chupan de los dedos el chocolate de la dona (opción 1), o que te de colitis por atiborrarte de todo un poco (opción 2). 

- Pregúntate qué es "lo menos peor" para tu alimentación. Lo mejor que puedes escoger es lo más libre de cremas, lustres y aderezos; lo más natural y lo más reducido en grasas. Acércate, entonces, a lo frutal, a los vegetales sin aderezos, a los panes/queques integrales y sin lustres; a lo que no contiene azúcar. Por ejemplo, en esta actividad que les cuento, hay topping de granola y yogur y decidí no ponérselo a las frutas. Preferí comerme el paquetito de galletas "maría" (las demás eran con crema). 

- Si solo hay reposterías hojaldradas y cosas "no muy buenas", apela a la moderación. Mide el tamaño de cada cosa y te comes una o dos. Raciona lo que es para untar (queso crema, dips o mermeladas azucaradas) e inclínate por rellenos menos cremosos o dulces. Sí, contenerse en este escenario es difícil. 

- Si "lo que hay" es un platito con dos opciones pequeñas ya servidas por persona, no te quedes alrededor de la mesa esperando que sobre para repetir. A veces, se puede negociar que el mesero te cambie la repostería dulce o la cremosa, por otra salada ("se vale" si es un sandwichito, por ejemplo. Si es doble hojaldre... hmmm no).

- EN CUALQUIER ESCENARIO funciona andar en el bolso o donde sea un paquete de galletas (las que te gusten) o un tarrito de fruta. Si realmente quieres una opción controlada, es esta. 
 




lunes, 3 de marzo de 2014

Preparaciones con cúrcuma

¡Bienvenidxs a la cúrcuma!

Este ingrediente lo conocí recientemente y me enamoré. Te invito a probarlo en ese ánimo de ir reemplazando los condimentos procesados o artificiales que no hacen nada por tu nutrición.

La cúrcuma una raíz familia del jengibre. Posiblemente ya la has probado como parte del condimento que conocemos en este hemisferio como "curry" (es lo que le da su característico color).

El Ing. Carlos Víquez, de Finca Surá, me explicó que se siembra directamente una raíz de forma superficial y la planta se beneficia de climas como el de San Bosco de Pocosol (mucho sol, humedad, no soporta el frío).

Si prefieres adquirirla, con unos cuatro o cinco "dedos" que compres, tendrás cúrcuma por un buen tiempo.

Su olor y color intenso harán que solo necesites un poquito por vez. Su sabor es amargo, picante y cálido... una mezcla de una zanahoria muy aromática con la frescura del jengibre.

Aquí te recomiendo cómo usarla.

Para usarla fresca: 

  • No es necesario pelarla. Si te molesta la piel puedes removerla frotándola suavemente con tus manos.
  • Consérvala a temperatura ambiente en un lugar oscuro. Durará unos cuatro meses.
  • ¡MANCHA MUCHO! Si te molestan las manchas en cuchillos, tablas y rallador; te recomiendo compres implementos especiales para la cúrcuma. Además, puedes usar guantes.
  • Recomiendo la cúrcuma rallada. Puedes usar uno de estos
  • Prueba agregando una sola cucharadita a lo que preparas. A mí me ha bastado una cucharadita para teñir y saborizar dos tazas de arroz.
  • USOS: Agrega a los sofritos, a los frijoles, lentejas y guisos de carne y pollo. Una cucharadita de cúrcuma rallada con una de jengibre rallado en una taza de agua hirviendo, conforman un rico tónico estomacal.
Para usarla en polvo:
  • Agrega moderadamente por pizcas o cucharaditas, de acuerdo con el nivel de color y sabor que quieras adquirir.
  • OJO a las etiquetas al comprar. Los ingredientes solo deberían decir "Cúrcuma".
  • USOS: Los mismos que los anteriores (diría que el batido no), cuidando más las cantidades porque la concentración de la especia es mayor estando en polvo.
Usos medicinales:
  • Como siempre: Consulte a su médico. La cúrcuma -preferiblemente en comprimidos- registra beneficios para aliviar malestares estomacales y dolores osteoartríticos. 

¡Hermoso color y aroma! Cúrcuma fresca y en polvo



martes, 11 de febrero de 2014

Comprar o no comprar orgánico -parte 2-

Hace ya un buen tiempo escogí flexibilizar mi tiempo y presupuesto para comprar productos orgánicos. Algunas de mis razones las expuse en la primera parte.

Personalmente, ya me olvidé del precio como una variable. Haciendo algunas concesiones y organizándome vi que es posible adaptar la compra de frescos a mayoritariamente orgánica.

Para demostrarlo, me di a la tarea de comparar, el mismo fin de semana, el precio y la calidad de cuatro productos "comunes":

  • 1kg de tomate
  • 1kg de pepino
  • 1kg de cebolla
  • 1 lechuga
Los hallazgos fueron los siguientes (clic en el cuadro para ampliar):


Conclusiones personales:
  • Sorpresa: no siempre el supermercado es mejor.
  • La feria del agricultor sigue siendo sumamente accesible aunque los precios recomendados no sean siempre los mismos en la lista que en el puesto de venta. Hay que regatear.
  • Lo orgánico es ciertamente más caro que lo que ofrecen otros lugares. No obstante YO (María V. Portillo D.) prefiero organizar mi bolsillo para incluirlo en mi dieta.
  • En cuanto a la calidad... estamos en un país privilegiado. Todo se veía muy bien. Sin embargo, sigo insistiendo en que lo orgánico sabe mejor, sabe más. La refrigeración necesaria en el super me da la impresión de importado o no tan fresco.
Quiero dejar a sus propias realidades familiares, presupuesto y estilo de vida la decisión pero, a su vez, invitarles a considerar variables como la salud, la calidad del producto y la benevolencia de la producción con la naturaleza; a la hora de comprar.

Si no puedes comprar productos orgánicos certificados del todo (por precio, por que te queda lejos la feria o porque, sencillamente, no le prestas atención a eso), recuerda que es mejor comer productos frescos convencionales a no comerlos del todo.

Y no estamos solos. Mi amigo Wayne, desde Estados Unidos, me contó en el Facebook de Comida Blog una realidad parecida:


Por último, si quieres ir "por partes", muchas personas usan como referencia "la docena sucia" de Environmental Working Group para comprar, prioritariamente, los 12 primeros alimentos de esa lista en su versión orgánica. Acá está

Quisiera conocer sus comentarios y percepciones :)

En la feria orgánica no hay perfección visual ni uniformidad en los productos pero, personalmente, encuentro mucho más sabor. Estos son los productos comparados en la Feria Verde de Aranjuez.






domingo, 9 de febrero de 2014

Comprar o no comprar orgánico -parte 1-

Las personas nos inclinamos a comprar los alimentos frescos (frutas y vegetales) por diferentes variables: precio, comodidad, calidad, sabor... más recientemente, por si es orgánico o no.

Cuando yo digo que cada sábado voy al mercado orgánico o que prefiero buscar en la feria del agricultor a quienes tengan productos certificados, las reacciones suelen ser parecidas a esta: "¿Cómo haces si es tan caro?.

Lo cierto es que he logrado adaptar mi presupuesto a comprar productos orgánicos semanalmente y mi forma de ahorrar es simple:
  1. Voy con una lista en la mano.
  2. Trato de "darme un gusto" con algún procesado o dos. Las jaleas, yogures, pastas, quesos y panes son la tentación más costosa -aunque no siempre se pueda, en TODOS los sentidos valen la pena la inverisón- en los mercados orgánicos y, si no te mides, puedes terminar gastando mucho dinero.
  3. Si no tengo suficiente presupuesto para comprar todo en la feria orgánica, priorizo en ella los verdes y las frutas; dejando para la feria del agricultor tradicional o el mercado, la compra del queso, tubérculos y granos.
¿Por qué prefiero lo orgánico? Las evidencias científicas siguen siendo múltiples y ambiguas. A este punto el escoger lo orgánico por encima de lo convencional termina siendo una decisión personal que se basa en las creencias individuales y de la información a la que se ha accedido.

Yo me inclino por lo orgánico porque sabe mejor y porque el arduo trabajo de estos agricultores merece apoyo y respeto. Mi salud es ciertamente buena y no puedo establecer comparaciones muy científicas pero me enfermo menos y ya eso es algo. Tampoco me agrada mucho la idea de comer algo que tiene una cera o que fue rociado con químicos que, a veces, el mismo agricultor no sabe qué son.

En la próxima entrega les comento de un pequeño experimiento de precios donde comparo cuatro productos "comunes" en calidad y precio, en tres establecimientos diferentes.

Si no sabes qué es un producto orgánico, infórmate aquí.

¿Son orgánicas o no?






jueves, 30 de enero de 2014

Condimentos naturales (video)

Menos sodio, menos grasas saturadas, menos preservantes, menos colorantes y saborizantes artificiales. Todos queremos eso en nuestra dieta y no sabemos que mucho lo consumimos en los condimentos procesados (envasados, los que compramos "listos para usar" en el supermercado).

Estos condimentos vienen en forma de cubitos, sobres, frascos y botellas. Si no leemos MUY BIEN las etiquetas, podríamos estar consumiendo más de estos elementos -no tan sanos-.

¿Qué buscamos en las etiquetas? concentraciones muy altas de sal o sodio, glutamato monosódico (MSG o GMS), aditivos químicos artificiales para dar color, sabor y conservar el alimento, grasas saturadas... pero, antes de complicarnos con concentraciones y nombres raros de ingredientes, ¿por qué no acudir a lo natural?

En el programa GIROS de Repretel presenté -en este orden- algunas alternativas para reemplazar el cubito o sazonador en sobre, la salsa "inglesa" en su versión tica,  los "aderezos tipo mayonesa" y las pastas de achiote.

¡Espero les funcionen!

Ingresa al video haciendo clic en esta imagen (8 minutos):


Si no tienes los 8 minutos, ingresa a Instagram: